Bendit@s cerramos año, y lo hacemos dejándoos nuestros comentarios…

ANNA: Hoy toca hacer repaso, repaso de todo lo vivido, de todos los cambios que nuestras vidas han dado en tan solo un año, y que en realidad es solo una pequeña porción de todo lo que viene por delante. Una vez alguien me contó que la vida se divide en pequeñas cajas, cajas que engloban grandes etapas, grandes cambios, que se van llenando de todos los momentos que merecen tener un capítulo en nuestra historia de vida. Hace unos meses montamos una nueva caja, con un nombre que muy meditadamente venía dando guerra, nuestra caja de Bendito Lío. Empezó llenándose de ilusión, de ideas un poco locas, de ese toque rebelde que siempre marcará nuestro ADN, de toda la pasión por nuestro trabajo, de las ganas de emprender un nuevo proyecto, de un billete de avión con solo una ida y un cartel de bienvenida esperando en el aeropuerto.

Aunque este solo era el principio, seguimos llenando día a día nuestra preciada caja y acabamos el año con la tapa abierta, porque si algo hace es llenarse, de aprendizaje, de nuevos proyectos, de nuevos retos y vallas que saltar, de todo lo que viene para este 2019 y de todo lo que todavía falta por llegar.

Cerramos el año con la tapa abierta, una botella de cava (porque todo lo bueno se debe celebrar) y un deseo personal para el 2019, que nuestro gigante sueco por excelencia invente una caja con fondo infinito para todo lo que nos queda por llenar. 



CRIS: Han llegado, aunque parezca increíble, los últimos días del año. Y como no podía ser de otra manera toca hacer balance, toca echar la vista atrás y ver con perspectiva todo aquello que ha dejado en nosotras el 2018. Y os diré que el ’18 ha traído y en grandes cantidades: ilusión y valentía. Ha sido un año de Bendito Lío

 BENDITO porque hemos puesto en marcha nuestros sueños;  porque hemos apostado por un “nosotras”, porque cómo alguien me contó una vez: “los sueños se cumplen si trabajas en ellos, si con valentía vas a por ellos”. Bendito porque hemos creído, y seguimos haciéndolo, que podemos hacer grandes cosas.

LÍO, por el salto que hemos dado, porque emprender no es fácil, pero reconozco que sí muy gratificante; porque odio el “y si…”; y porque no hay nada que me guste más que arriesgar, en todos los aspectos de la vida. Porque me gusta volar, aunque no sepa el destino.

Bendito Lío el nuestro y el vuestro. Bendito año nos espera por delante, benditos los sueños que quedan por cumplir y bendito nuestro entorno.

Benditas nosotras, que con todo nuestro cariño y con todas las ganas de lío en nuestro body, os deseamos un FELIZ 2019.


Os esperamos en el 2019 con un millón de líos que organizar.

FELIZ 2019