¿Eres más de los de huir lo más lejos posible y no encontrar ni Internet? O por el contrario: ¿De los de aquí cerquita “que no me gusta eso de volar”?

Desde Bendito Lío, queremos destacar algunos de los destinos más buscados, queremos mostraros una pequeña lista por si aún no tenéis muy claro dónde escaparos.

Da igual el dónde, ya sabéis que lo importante siempre será el con quién. Así que no habrá decisión mala ¡si es lo que os apetece pareja!

Nosotras somos de soñar y de cruzar mares y charcos por lo que la lista que aquí os dejamos requieren horitas de vuelo… 3, 2, 1… ¿despegamos?

  1. Isla Jeju en Corea del Sur= 1849 km2 de superficie e incluida en la lista de las 7 maravillas naturales del mundo. Isla rodeada de naturaleza donde disfrutar de unos días. Playas de arena blanca y aguas turquesas; aunque aviso a los mediterráneos: nada de lo que no hayamos visto antes. Una isla que conocer si optáis por un viaje de estilo oriental. Puede ser un buen plan visitar las Coreas y acabar allí.
  2. Para los que prefieren unas buenas islas y desconectar de todo y tod@s, nada como el trío: Maldivas, Mauricio o Seychelles. Y no, el plan no es hacerse todas, sino elegir una. La elección es complicada, tan sólo aconsejaros que busquéis una villa privada en una de sus infinitas y minúsculas islas y que desconectéis. Sólo deberéis de preocuparos de aprovechar las horas de sol… además el fondo marino es espectacular al igual que sus atardeceres. Un sitio para no pensar, para no hacer, para relajarse…
  3. Hay un pack bastante recurrente: California + Las Vegas + Hawai. Una ruta para los que no se atreven a dejar del todo el contacto con la city, o para aquellos que quieren aprovechar la ocasión para conocer varias zonas de golpe. Norte América puede dar para mucho, e incluso os podéis plantear realizar un tramo de la famosa 66 route. Hawai, puede ser el último punto dónde os relajéis y disfrutéis de sus playas. Ojo: es punto álgido para surfers así que el viento no hará que las playas sean como piscinas naturales.
  4. Una combinación por la que apuesto: Australia + Nueva Zelanda. ¿Horas? Sí, muchas. ¿Recompensa? Creo que infinita… Un país gigante dónde tendrás que priorizar el qué ver, pero con una mini-planificación puedes llegar a aquello que hace a este país tan especial. Playas, naturaleza 200%, ciudades como Sidney o Melbourne; estar por Bayron Bay y sus alrededores o el Red Center. Y para acabar con este viaje una escapada a  Nueva Zelanda, creo que es imprescindible (porque sabiendo las horas de viaje no será algo recurrente). Conocer la cultura Maorí e incluso aprender su “baile de guerra”.
  5. Y acabando con las opciones, no puedo dejarme África. Un safari que os conecte con la naturaleza en su estado más puro. Siempre con el respeto que se merecen los animales. Namibia o Tanzania son unas buenas opciones. Hoteles y villas espectaculares donde vivir las noches de estrellas más bonitas.


Recordar que las temporadas varían según en el punto del planeta en el que te encuentres. Punto a tener en cuenta cuando se vaya a tomar la decisión.

Los gustos son infinitos y a cada persona le gusta viajar de una manera diferente. Desde Bendito Lío os aconsejamos que planteéis con tiempo distintas opciones y que vayáis descartando…pero ojo nada de last minute.

¿Cuál es tu destino favorito?

Bon voyage