Hoy de nuevo el blog vuelve a “respirar”, esta vez para hablaros sobre el concepto “Eco-friendly weddings” o “bodas verdes”. Y pese a que parece que sea una moda, por todo esto del impacto medioambiental y cambio climático, creo y espero que tomemos conciencia de verdad y que podamos aplicar el concepto “eco” en todos los aspectos de nuestras vidas.

Si bien es cierto, que para que esto ocurra, a día de hoy, son muchos los proveedores, los que deben de poder implementar esta filosofía y maneras de hacer para que la gente pueda elegirlo como una opción, sin que el precio sea excesivo por el simple hecho de querer ser consciente y cuidar de nuestro entorno.

Si me acojo a la definición literal, se puede decir que: “una boda verde o una boda ecológica es cualquier boda donde la pareja intenta disminuir el impacto de su evento en el planeta. Las parejas planean sus bodas mediante la integración de alternativas ecológicas, como invitaciones ecológicas, flores, vestidos, fotografía y más”.

Por ejemplo, ¿Qué os parecen esas invitaciones plantables? Invitaciones hechas 100% con papel reciclado y sin tener en su composición nada de plástico, que al ser plantadas en una maceta crece una planta ya que el papel incorpora semillas, haciendo desaparecer el papel. A mí me parece una idea a tener muy en cuenta.

Que de esa invitación que invita a las personas más cercanas y queridas nazca una planta o una flor…

Por otro lado, tenemos unos de los mayores protagonistas del día B, el vestido de la novia. Pues he de deciros, que existen firmas que apuestan por el tema “eco” y lo llevan a sus vestidos. Desde firmas que parten de trajes vintage de las década de los 60s y 70s, otras que apuestan por el comercio local e incluyen una política de cero desperdicios (muy importante). Otras incluyen en sus talleres energías renovables o reciclaje y reutilización de antiguos materiales. Y os doy mi palabra de wedding planner que pueden llegar a ser igual de especiales.  

En cuanto al catering, pues una de las opciones más fáciles y que muchos ya aplican es cambiar los plásticos que pueda generar por piezas de bambú o madera. En cuanto a los utensilios que se deban utilizar para el día de la boda.

Si hablamos de flores, pues quizás podríamos intentar incluir más plantas y menos flor cortada para poder reutilizar o replantar de nuevo aquello que ha servido para decorar vuestra boda. Quizás sea una de las cosas más complicadas de realizar, ya que es un aspecto importante para la decoración del espacio.

Y en cuanto al papel de la wedding planner pues siendo consciente de este tema, quizás tengamos un poco la clave de todo, ya que al ser la persona que guía a la pareja en el proceso de la organización de la boda podemos aportar más conocimiento sobre el tema e intentar incluir los mayores detalles “eco” dentro de la boda.

Lo importante, bajo mi punto de vista, es ser consciente y desde la parcela de cada uno intentar aplicar políticas un poco más saludables para el planeta…al fin y al cabo es la casa de todos. Pero sin volvernos locos, por favor.

Como habéis visto una boda “eco” es más que viable, así que parejas del 2020 animaros a poner ese granito de arena en el planeta.

Organiza un Bendito Lío «eco-friendly».