Volvemos, volvemos pensando en los próximos líos, en las próximas bodas que desde Bendito Lío tendrán lugar en 2021. Un año seguro, lleno de bodas; de aquellas que durante este año no pudieron ser y de aquellas otras que pese a todo siguen pensando en darse el sí quiero.

Porque lo que está claro, es que dado que no tenemos una fecha fin, debemos aprender a convivir con esto, y sobretodo debemos tener presente qué implica en el sector organizar una boda.

Las normas ya sabemos que son cambiantes al igual que las restricciones, y que en casa lugar son distintas, pero conocer la situación actual ayuda a hacerse una idea y a aceptar lo que por “desgracia” nos está tocando vivir. Soy de las que piensan que debemos seguir viviendo, celebrando y no parando nuestra vida. Evidentemente, respetando la normativa vigente.

Medidas a día de hoy establecidas:

  • Aforo limitado: no se fija un número exacto de personas, pero si se pide a los espacios que haya una limitación. Los espacios interiores un aforo del 50%. (**Esta es la medida más cambiante, es desde este pasado lunes 24 de agosto que en Cataluña están prohibidas las reuniones de más de 10 personas. Y es esta la medida que más que hay que tener en cuenta porque nos encontramos muchas veces con incongruencias bestiales).
  • La distancia de seguridad seguiría siendo de 1,5m entre personas.
  • La mascarilla será de uso obligatorio, tanto para los asistentes como para los trabajadores en el evento. Siempre que no se esté consumiendo.
  • La continua higiene deberá estar presente por lo que deberemos cambiar “el cortador de jamón” por un bufé de gel higienizante de manos (léase la ironía).
  • El aperitivo/coctel desaparece como tal, ya que se aconseja servir los aperitivos de forma individual, es decir ya emplatados. O que se establezcan puntos de “entrega”. Evitando así los aperitivos compartidos o las aglomeraciones en las distintas estaciones.

Lo mismo sucede con la barra durante el aperitivo. Recomiendan evitar este servicio, aunque en caso de querer hacerlo deberán establecerse las marcas de distancia de seguridad en el suelo para que no haya aglomeraciones.

  • La organización de mesas durante el banquete, tendrán que ser de 8 o 10 personas máximo.  
  • En cuanto al baile, en la mayoría de provincias no estaría permitido, tan sólo el baile nupcial podría realizarse. Y en cuanto al momento barra-libre/copas, recomiendan que los camareros puedan tomar nota en mesa y servir en la misma. Y convertir la zona baile, en zona chill-out
  • La una de la madrugada sería la hora máxima de celebración.
  • Será importante por parte de los organizadores, poder tener un listado completo de los asistentes, con nombre y móvil o email para poder ponerlo a disposición de las autoridades en caso de ser requerido. Y este trabajo podría verse ampliado poniendo también a una persona encargada de tomar la temperatura a la entrada de la ceremonia…
Fuente Pinterest Chic Photo by Jacqui

La idea que hasta ahora teníamos sobre una “boda” ha cambiado, como habéis podido leer, tanto para los novios, los asistentes y las personas que forman parte de la organización. Las medidas establecidas pueden para algunos parecer excesivas, pero son las que son. Y será importante poder entender cuál es la actual situación del sector.

Esperamos que esto cambie y que podamos volver pronto a los aperitivos sin fin, las barras libres, las bodas en las que amaneces, los abrazos y besos sin miedo, los bailes locos… en definitiva Los Grandes Líos.

Probablemente en el próximo post tengamos que hablar sobre la moda de las mascarillas, porque si esto sigue así, veremos un sinfín de ideas y diseños que seguro combinaremos con el outfit de turno.

Algunos expertos dicen que no se verán afectados el número de bodas sino el número de invitados. Que volveremos a las bodas más íntimas donde la familia y amigos más cercanos serán los que formen parte de la misma… todo está por ver.

Pero sobretodo, lo que las parejas debéis hacer es recordar por qué comenzó este viaje y por qué os estáis casando. Estamos en un momento algo caótico, pero lo importante es el «vosotros», vuestro Bendito Lío.

Si organizar una boda ya es un lío, con toda la normativa del Covid-19 lo es aún más. Contacta y deja que organicemos vuestro Bendito Lío.